domingo, 24 de agosto de 2014



¿Más o menos ciencia para Chile? A propósito del Congreso del Futuro.....
Plantearse el futuro implica reflexionar en primer lugar sobre lo que hemos hecho, pero también qué hemos hecho mal. La ciencia tiene un rol preponderante en las consecuencias de toda una época (la industrial) autonomizada al extremo y que ahora vivimos como efectos no deseados (como el calentamiento global, la sobrepoblación y la escasez de alimentos por nombrar algunos) situación homologable a lo ocurrido en el Frankenstein de Mary Shelley.
Estas semanas han ocurrido dos importantes eventos para el quehacer científico de nuestro país: el dar a conocer la realización del IV Congreso Del Futuro, organizado por el Senado de Chile y hace algunos días atras un grupo de académicos, entregó un documento al gobierno con más de 5 mil firmas para impedir el traspaso de CONICYT al Ministerio de Economía.
El primer evento, convoca a expositores de distintas ramas de la ciencia para dialogar sobre el "futuro". Entre los expertos se encuentran premios Nobel. El nivel de los expertos del IV Congreso del Futuro será a todas luces de primera línea. Sin embargo quiero hacer dos alcances que considero fueron gravemente omitidos u olvidados con respecto a la organización y los paneles de expertos:

En primer lugar, hacer evidente la escasa participación de mujeres expositoras en los Congresos anteriores. Podría considerarse este hecho como una falencia grave del quehacer científico y un problema para el futuro de la ciencia misma? ¿Queremos más ciencia para Chile tal como se viene haciendo, con un sesgo de género importante? Debería solucionarse en un próximo congreso, al menos, mediante la creación de un panel de mujeres científicas.

Segundo, la falta de autocrítica: es innegable el rol de la ciencia en los avances tecnológicos que han llevado a las sociedades modernas a alcanzar niveles de desarrollo aceleradísimos y que a duras penas podemos llevarle el paso (la obsolescencia programada es el paradigma de la relación de la ciencia con la economía, la ciencia como lacayo del usufructo). Plantearse el futuro implica reflexionar en primer lugar sobre lo que hemos hecho, pero también qué hemos hecho mal. La ciencia tiene un rol preponderante en las consecuencias de toda una época (la industrial) autonomizada al extremo y que ahora vivimos como efectos no deseados (como el calentamiento global, la sobrepoblación y la escasez de alimentos por nombrar algunos), situación homologable a lo ocurrido en el Frankenstein de Mary Shelley. La autocritica consiste en confrontarnos en el mismo campo científico sobre los errores cometidos en el pasado (como la proliferación de armas nucleares, la manipulación y privatización del genoma humano, errores y fraudes científicos, etc.). En este sentido sería bueno agregar, en un futuro encuentro, una mesa critica, epistemológica y verdaderamente ciudadana para tratar el futuro de la ciencia y de sus límites de forma dialéctica (la racionalidad científica sin la racionalidad social es inútil y la racionalidad social sin la científica es ciega). Límites en un sentido más bien ético, político y social (como propuso el profesor Alfredo Pena-Vega mediante una antropo-ética y una antropolítica) puesto que los errores han sido fruto de una racionalización in extremis del ser humano. Debería agregarse una bioética en el amplio sentido del concepto: consideraciones profundas sobre la vida en todas sus formas en el planeta. En este aspecto la intervención del juez Baltasar Garzón, en uno de los Congresos pasados, fue muy asertiva. La necesidad de establecer límites al quehacer científico en ámbitos que estén directamente en contradicción con los derechos humanos, pero además ampliarlos mediante la creación de un tribunal internacional de los derechos de la naturaleza. Ya existen precedentes ejemplares como el caso de Bolivia mediante la promulgación de los derechos de la naturaleza, el derecho al agua y alcantarillado como derechos equivalentes a los humanos.

Dada la falibilidad los errores y la fe ciega en la racionalidad científica, habría que preguntarse si queremos más ciencia para Chile, como se ha venido desarrollando, o un quehacer científico generalizado, libre (de intentos de privatización) y delimitado por los derechos humanos, de la naturaleza y con sentido de género. Finalmente debemos reflexionar sobre el pasado, sobre la "hechura" para plantearnos (y replantearnos) el futuro. El profesor Humberto Maturana comenzó diciendo que "el futuro no existe" porque el presente es cambiante. Es por ello que debemos saber dónde y cómo estamos, porque al universo no le importamos, sólo a nosotros mismos.

Autor: Cristián Villanueva
http://www.elquintopoder.cl/ciencia/mas-o-menos-ciencia-para-chile-a-proposito-del-congreso-del-futuro/

Egresado de Sociología UNAP | Temas: Modernidad Ecología Política Conflictos Ambientales Desastres Socio-Naturales Movimientos Sociales | Wannabe Poet.

"La ley solo existe para los pobres; los ricos y los poderosos la desobedecen cuando quieren, y lo hacen sin recibir castigo por que no hay juez en el mundo que no pueda comprarse con dinero". MARQUÉS DE SADE.

"Un libro debería ser como un hacha ante el mar congelado que tenemos dentro". KAFKA.

 

https://sochifi.files.wordpress.com/2014/07/sin-tc3adtulo.jpg

Con el objetivo de promover y dar a conocer tanto en el ámbito nacional como internacional el trabajo científico realizado por físicos/as en nuestro país, se llevará cabo los días 26 al 28 de noviembre 2014 la XIX versión del Simposio Chileno de Física; evento bienal patrocinado por la Sociedad Chilena de Física (SOCHIFI) que reúne el mayor número de investigadores, académicos y educadores del área de la física en Chile.

Organizan el encuentro los Departamentos de Física de las Universidades de Concepción y el Bío Bío. Las actividades se llevarán a cabo en dependencias de la Universidad de Concepción.

El Comité Científico del XIX Simposio Chileno de Física está conformado por investigadores y académicos de las principales universidades del país, permitiendo de este modo contar con representantes distribuidos por todo el país.

Se extiende la invitación a participar de este importante encuentro a estudiantes, investigadores y académicos del área; oportunidad en la que podrán conocer el estado de desarrollo de las investigaciones y estudios que se están llevando a cabo en Chile, y que abarcan diversas áreas de la física.

Fechas Importantes

Inscripciones: desde 1 de julio al 14 octubre.

Envío de resúmenes de trabajos a presentar: desde 1 de agosto al 14 octubre.

Postulación a becas para estudiantes: desde 1 de agosto al 30 septiembre.

Pago de inscripción: desde 1 de agosto al 31 octubre.


 
Ciclo de charlas: "Física para las tardes de invierno"
Las charlas son abiertas al público, previa inscripción, y se realizarán semanalmente de las 19.00 horas a las 20.30 horas en el Centro de Extensión UC, ubicado en Alameda 390.
Son organizadas por la Facultad de Física de la UC, que tiene como objetivo acercar la Física y la Ciencia en general a la comunidad.

Este ciclo se realiza por sexto año consecutivo con exposiciones dictadas por expertos en la materia con un lenguaje cotidiano, de manera de lograr una mayor conexión entre la audiencia y los temas abordados; además, para propiciar el entendimiento del público que es totalmente transversal.

PROGRAMA


Lunes 25 de agosto (Sala Colorada): Fusión Nuclear: Cómo hacer una estrella en la Tierra. Felipe Veloso, Instituto de Física UC.

Lunes 1 de septiembre (Aula Magna): El bit y el átomo: Cómo la cuantización de la información explica el desarrollo de la complejidad social y económica. Cesar A. Hidalgo, The MIT Media Lab, Massachusetts Institute of Technology.

Lunes 8 de septiembre (Sala Colorada): Cambio climático: ¿Una intervención peligrosa al planeta? Maisa Rojas, Departamento de Geofísica, FCFM, Universidad de Chile.
 

No hay comentarios: