domingo, 27 de septiembre de 2015



OBSERVATORIO ASTRONOMICO MAMALLUCA

OBSERVATORIO ASTRONOMICO COLLOWARA

 CURSO DE ASTRONOMIA TEORICO PRACTICO 
EN BASE A GLOSARIO DE TERMINOS ASTRONOMICOS.

Curso teórico practico en base a glosario al que se agrega, mediante investigación personal de cada termino, información anexa de Internet, tanto escrita, imágenes y videos (especialmente YouTube). Una forma distinta de enseñar en base al trabajo investigativo del estudiante. Los términos expuestos son variados lo que permite no aburrirse siguiendo una secuencia. Es el alumno el que debe buscar esa secuencia y adaptarla a su capacidad de estudio.
Fuente: Planetario de la Ciudad de Buenos Aires “Galileo Galilei”                    Enlace:  http://www.planetario.gob.ar/astro_glosario.html


Hoy la letra C:

Calypso: Satélite de Saturno.

Campo magnético: Zona que rodea a un imán o una corriente eléctrica, caracterizada por la percepción de una fuerza magnética en cada uno de los puntos de dicha zona. El Sol, la Tierra y muchos otros astros poseen sus propios campos magnéticos.

Canibalismo galáctico: Fenómeno de escala macro astronómica en el que una galaxia mayor “devora” gradualmente a una más pequeña. Es relativamente común en los cúmulos de galaxias.

Canopus: Estrella Alfa (a) de la constelación de Carina.

Capella: Estrella Alfa (a) de la constelación de Auriga/Cochero.

Caph: Estrella Beta (b) de la constelación de Casiopea.

Carme: Pequeño satélite de Júpiter.

Caronte: Satélite de Plutón. Por su gran tamaño respecto del planeta, y debido al hecho de que el centro de masa del sistema Plutón- Caronte queda fuera de Plutón, se lo puede considerar como un “Planeta doble”.

Castor: Estrella Alfa (a) de la constelación de Gemini.

CCD (Sistema de carga acoplada): Panel de muchos detectores puntuales de luz que funcionan por el método de carga acoplada. Las cámaras CCD son la variante electrónica a la fotografía química tradicional, pero por sus características, ofrecen un rendimiento muy superior, permitiendo fotografiar objetos muy pálidos y lejanos (galaxias, por ejemplo)

Cebalrai: Estrella Beta (b) de la constelación de Ofiuco.

Cefeidas: Una clase particular de “estrellas variables”, cuyo período oscila entre 1 y 135 días, con una variación de brillo de 0,4 a 1.7 magnitud. Su prototipo fue la estrella Delta de la constelación boreal de Cefeo (de ahí su nombre). Observando variables Cefeidas en la Nube Menor de Magallanes, una pequeña galaxia vecina, la astrónoma estadounidense. Henrietta Leavitt (1868-1921) descubrió que existe una relación entre el período de la variación y la luminosidad intrínseca (real) de estas estrellas. Desde entonces, esa relación período-luminosidad se convirtió en una herramienta de gran utilidad para estimar distancias intergalácticas.

Celaeno: Estrella del cúmulo de las Pléyades.

Cenit: Punto de la bóveda celeste ubicado a 90° de altura sobre el horizonte, es decir, justo por encima del observador.

Ceres: Es el más grande de los asteroides, con 930 km. de diámetro. Y el primero en ser descubierto: fue observado por primera vez por Giuseppe Piazzi, el 1 de enero 1801. Se ubica a 2,8 unidades astronómicas del Sol, en pleno “Cinturón de Asteroides”, tardando 1680 días en completar una órbita.

Ciclo del Carbono: Primer ciclo de reacciones termonucleares, propuesto en 1939 por el físico Hans Bethe para explicar la transformación del hidrogeno en helio que se produce en el interior de las estrellas. En la transformación de cuatro protones en un núcleo de helio, el carbono juega como catalizador, pues se lo encuentra en forma intacta al final del ciclo. Este ciclo juega un papel importante para las estrellas calientes. A menos de 30 millones de grados el proceso es mediante la reacción cadena protón–protón.

Ciclos de combustión: Ciclos de reacción termonuclear que transforman los núcleos ligeros en núcleos más pesados en los núcleos de las estrellas (por ejemplo, el Sol). Los ciclos más conocidos son el de la combustión del hidrógeno, el ciclo CON (carbono, nitrógeno y oxigeno), el ciclo de combustión del helio, del carbono, y del oxígeno.

Cinturón de Asteroides (ver “Asteroides”)

Clasificación espectral (de las estrellas): Ordenamiento de las estrellas en función de la distribución de su radiación electromagnética, que depende esencialmente de la temperatura de su superficie. Esta clasificación fue instaurada por el Observatorio de Harward, a comienzos del siglo XX. Tomó como referencias unas 300.000 estrellas, e indica la presencia o ausencia de líneas espectrales específicas y su intensidad. El tipo espectral de una estrella es uno de los parámetros clave del famoso “Diagrama de Hertzsprung Russel”. Una mejor comprensión de las propiedades de las estrellas ha permitido dividirlas en diez categorías, de las más calientes a las más frías: W, O, B, A, F, G, K, M, C y S. La transición entre los diferentes grupos es continua. Sus principales características son: W: Muchas líneas de emisión (estrellas Wolf-Rayet). O: Presencia de líneas de helio ionizado. B: Presencia de líneas de helio neutro. A: Preponderancia de líneas de hidrógeno. F: Presencia de líneas de metales ionizadas. G: Presencia de líneas de metales ionizados y neutros. K: Preponderancia de líneas de metales neutros. M: Presencia de líneas de óxido de titanio. C. Líneas de absorción de moléculas carbonáceas. S: Presencia de líneas de óxido de zirconio.

Clasificación de Hubble: Esquema propuesto por el astrónomo Edwin Hubble durante la década de 1920, que divide a la galaxias según su aspecto en tres categorías principales: elípticas, espirales (y dentro de ellas a las espirales “barradas”) e irregulares. Actualmente, los astrónomos también han detectado galaxias de forma “lenticular”.

Colapso gravitatorio: Derrumbe de una estrella muy masiva hacia su propio interior, causado por la mutua atracción de todas sus partes. El colapso gravitatorio de una estrella suele ocurrir hacia el final de su vida, cuando la presión de su radiación no alcanza a contrarrestar el peso de sus capas externas.

Cometas: Cuerpos menores del Sistema Solar formados por hielo (agua y gases congelados), roca y polvo. La mayoría de los cometas provienen de la “Nube de Oort”, una inmensa esfera formada por miles de millones de esos objetos, que envuelve al Sistema Solar. Cuando dicha zona es perturbada por algún cuerpo, como el pasaje de una estrella cercana, alguno puede “caer” hacia la parte interna del Sistema Solar. Los cometas típicos sólo miden de 1 a 15 kilómetros de diámetro. Y al aproximarse al Sol, se calientan, y sus materiales helados comienzan a sublimarse, formándose su “comas”, y sus típicas “colas” de gas y polvo, que pueden medir decenas o cientos de millones de kilómetros de largo, y que siempre apuntan en dirección contraria a la posición del Sol (debido a la acción de la radiación y el viento solar de nuestra estrella). Los cometas son reliquias heladas de los orígenes del Sistema Solar

Condritas: Meteoritos rocosos que contienen “condras”, granos de silicato de forma esférica. Las condritas son, por lejos, los meteoritos más comunes: representan el 85-90% de todos los que caen sobre la Tierra.

Conducción: Transferencia de energía dada por el movimiento más o menos ordenado de los electrones en una materia de estructura metálica, o degenerada. Mediante este proceso la energía se propaga en el interior de las enanas blancas (etapa final de una estrella de masa similar al Sol).

Conjunción: Posición de un planeta que se ubica alineado visualmente con el Sol. Cuando un planeta exterior (Júpiter, por ejemplo) está en conjunción, ocupa su punto orbital más alejado de la Tierra. Sólo los planetas inferiores (Mercurio y Venus) pueden estar en conjunción “inferior”, es decir, cuando están alineados entre la Tierra y el Sol. Por otra parte, cuando esos mismos planetas están del otro lado del Sol se habla de conjunción “superior”.

Conservación del momento angular (o cinético): Es una medida de la energía de rotación de un sistema (por ejemplo, una estrella y un planeta). Si el tamaño de un sistema disminuye, su velocidad de rotación debe aumentar, en virtud de la ley de conservación del momento cinético. Es por este principio que, por ejemplo, al encoger sus brazos hacia el cuerpo, un patinador gira sobre sí mismo mucho más rápido que con los brazos extendidos.

Constante Cosmológica: Segundo parámetro cosmológico, después de la densidad de materia. Su efecto sobre la expansión es comparable a una “gravedad negativa”.

Constante de Hubble (H 0): Cifra que describe la velocidad de expansión del universo, basada en la relación de proporcionalidad directa que se observa entre la distancia de una galaxia y su velocidad de alejamiento. Actualmente, su valor está establecido en torno a 70 km/seg por mega parsec. La constante lleva el nombre del gran astrónomo estadounidense Edwin Hubble, quién descubrió observacionalmente la expansión del universo.

Constante Solar: Cantidad de energía solar recibida por la Tierra, por unidad de superficie y por unidad de tiempo. Vale 1.94 calorías por centímetro cuadrado y por minuto.

Constelación: Grupo de estrellas arbitrariamente unidas que dan lugar a formas de seres y objetos de origen mítico. No son conjuntos de estrellas verdaderamente cercanas entre si (salvo excepciones), sino que coinciden en una misma perspectiva visual. Las constelaciones son construcciones culturales humanas, y sus orígenes se remontan miles a años hacia el pasado. Los pueblos antiguos proyectaron al cielo la imagen de animales, objetos, o seres mitológicos uniendo las estrellas con líneas imaginarias. Hoy en día, el cielo está dividido en 88 constelaciones (por ejemplo, Orión, la Osa Mayor, Pegaso, Centauro o la Cruz del Sur), que son aquellas oficialmente reconocidas por la Unión Astronómica Mundial desde 1930. Entre ellas, figuran las 13 constelaciones zodiacales, que son aquellas que sirven de “telón de fondo” a los movimientos del Sol, la Luna y los planetas en el cielo.

Convección: Forma de transporte de la energía por movimientos de corrientes en un fluido o gas. En el caso del Sol, la convección se da en sus capas más externas, donde ascienden inmensas burbujas de gas con mayor temperatura que aquellas que descienden.

Cordelia: Satélite de Urano.

Corona: Capa más externa de la atmósfera solar (o de otra estrella). La corona es visible durante los eclipses totales de Sol, y su color es blanco-celeste. Es una región gaseosa de muy baja densidad, pero extremadamente caliente, llegando a los 2 millones de grados. Al parecer, esas temperaturas son el resultado de la interacción del campo magnético solar con dicha región solar, emitiendo rayos X, y generando el “viento solar”, un mar de partículas cargadas -especialmente protones- que el Sol emite en todas direcciones.

Corrimiento (o desplazamiento) hacia el rojo: Aumento de la longitud de onda de la luz emitida por un astro (delatada por el desplazamiento de sus líneas espectrales) hacia el extremo rojo del espectro, y que indica su alejamiento del observador. El corrimiento al rojo de las galaxias más distantes fue descubierto por Edwin Hubble en la década de 1920, y sentó las bases para la formulación de la Teoría del Big Bang, al dar cuenta de la expansión del universo.

Corrimiento al azul: Acortamiento de la longitud de onda, que se aproxima hacia el azul en el espectro por efecto Doppler, debido al acercamiento de la fuente de luz con respecto al observador.

Coordenadas astronómicas: Sistemas de referencia que definen la posición de un astro en el cielo. Hay varios sistemas de coordenadas celestes: 1) el alta-acimutales u horizontales, que tienen el Cenit y el Nadir como polos y el horizonte como plano de referencia; 2) las ecuatoriales, basadas en el plano del ecuador y los polos celestes norte y sur; 3) las eclípticas, basadas en el plano de la órbita de la Tierra; y 4) las galácticas, basadas en el plano de la galaxia.

Cosmología: Rama de la astronomía que se dedica al estudio del Universo como un todo: su origen, evolución, estructura, dimensión, composición y destino.

Cráter: Depresión más o menos circular en la superficie de un planeta, luna, asteroide o cometa provocada por el impacto de un meteorito.

Crepúsculo astronómico: Período del día posterior a la puesta de Sol, o previo a su salida, cuando nuestra estrella se ubica entre 12° y 18º por debajo del horizonte. Durante el crepúsculo, el cielo se presenta de color azul o celeste oscuro.

Cressida: Satélite de Urano.

Cromosfera: Capa de la atmósfera solar que se ubica por encima de la fotósfera y por debajo de la corona. Su temperatura varía de 10.000 a 100.000° K y produce las líneas de emisión (en particular la famosa línea “H Alfa”).

Cuadrante: Instrumento que permite calcular la altura de un cuerpo sobre el horizonte. Utiliza un cuarto de círculo para efectuar las mediciones.

Cuerpo negro: Idealización teórica de un objeto que absorbe y emite radiación de modo tal que está en perfecto equilibrio térmico con el exterior. En un cuerpo negro la cantidad de energía emitida está relacionada únicamente con la temperatura y perfectamente determinada con ésta. Las estrellas tienen un comportamiento similar a un “cuerpo negro”.

Cúmulo abierto (de estrellas): Población dispersa de decenas o cientos estrellas, generalmente jóvenes y azules, que se ubica en el plano general de la galaxia, allí donde el gas interestelar es más abundante. Los cúmulos abiertos.

Cúmulo galáctico: Grupos de galaxias, cuya cantidad de integrantes puede oscilar entre algunas decenas (como el “Grupo Local”, del que forma parte del Vía Láctea) y varios miles. Los cúmulos galácticos miden millones o decenas de millones de años luz de diámetro. Algunos de los más notables son el “Cúmulo de Virgo”, el “Cúmulo de Coma” o el “Cúmulo de Hércules”.

Cúmulo globular (de estrellas): Poblaciones muy concentradas de decenas o cientos de miles de estrellas, que se agrupan, ligadas por su propia gravedad, en forma más o menos esférica (de ahí su nombre). La mayor parte de los 150 cúmulos globulares que existen en la Vía Láctea se concentran en torno al centro de la galaxia. Y los demás, se distribuyen alrededor del plano disco galáctico o en el halo. Estudios sobre la evolución estelar revelan que los cúmulos globulares tienen una antigüedad similar a la de la propia galaxia, unos 12 mil millones de años. Estas poblaciones estelares también han sido observadas en muchas otras galaxias, e incluso, en el espacio intergaláctico.

Curva de luz: Gráfico que representa la variación de luminosidad de una estrella variable (o de otro tipo de astro, como un cometa) a lo largo del tiempo.

Curvatura del espacio–tiempo: Distorsión del espacio-tiempo provocada por la presencia de un objeto muy masivo y concentrado. En este escenario, si la luz pasa cerca del objeto, sufre una desviación en su trayectoria, producto de la curvatura espacial allí presente. En el caso de un “agujero negro”, se dice que “hunde” al tejido espacio–tiempo por culpa de su enorme masa localizada en una pequeña región del espacio, y no deja escapar a la luz.

CH

Chandra: Telescopio espacial dedicado a la observación de los astros en rayos X, directamente asociados a fenómenos muy energéticos y de alta temperatura. Fue lanzado al espacio en 1999.

Choque de galaxias: Colisión entre dos galaxias, provocado por su mutua atracción gravitatoria. Su consecuencia es la lenta formación de una nueva estructura más grande y masiva, y al mismo tiempo, el nacimiento de nuevas estrellas, debido a las múltiples compresiones de masas de gas interestelar. Un caso emblemático de choques de galaxias es el de las famosas “Antenas”.

No hay comentarios: