jueves, 1 de octubre de 2015



CURSO DE ASTRONOMIA TEORICO PRACTICO EN BASE A GLOSARIO DE TERMINOS ASTRONOMICOS.

Curso teórico practico en base a glosario al que se agrega, mediante investigación personal de cada termino, información anexa de Internet, tanto escrita, imágenes y videos (especialmente YouTube). Una forma distinta de enseñar en base al trabajo investigativo del estudiante. Los términos expuestos son variados lo que permite no aburrirse siguiendo una secuencia. Es el alumno el que debe buscar esa secuencia y adaptarla a su capacidad de estudio.
Fuente: Planetario de la Ciudad de Buenos Aires “Galileo
Galilei”                          

Hoy la letra E:

Eclipse: Ocultación total o parcial de un astro por otro. En astronomía, el término suele referirse a los eclipses de Sol y de Luna. Un eclipse de Sol ocurre cuando la Luna se interpone entre nuestra estrella y la Tierra, de modo que oculta parcial o totalmente al disco solar. Puede ser total, parcial o anular (en este caso, la Luna está demasiado lejos de la Tierra para tapar completamente el Sol, y en consecuencia, se observa un anillo de luz –el Sol por detrás- en torno a ella). El eclipse de Luna ocurre cuando la Tierra se sitúa entre el Sol y la Luna. Puede ser total, parcial o penumbral.

Eclíptica: Plano de la órbita de la Tierra alrededor del Sol. Está inclinada 23,5° respecto al Ecuador terrestre. La mayoría de los planetas orbitan casi en ese mismo plano. El término también alude al “camino” aparente que realiza el Sol en el cielo a lo largo del año.

Ecuación de Drake: Ecuación elaborada por el astrónomo Frank Drake (n:1930) que busca estimar el probable número de civilizaciones inteligentes –y capaces de comunicarse- dentro de nuestra galaxia.

Ecuador (geográfico y celeste): El ecuador geográfico es el gran círculo imaginario terrestre, perpendicular a la línea de los polos, y que la divide en los hemisferios Norte y Sur. El ecuador celeste es la proyección del ecuador terrestre a la esfera celeste. Plano de referencia del sistema de coordenadas astronómicas ecuatoriales.

Edad del Universo: Tiempo transcurrido desde el nacimiento del universo, sobre la base de la teoría del Big Bang. Actualmente, y a partir de varias líneas de evidencia, se estima que la edad del universo ronda los 13.700 millones de años.

Edasich: Estrella Iota (i) de la constelación de Draco.

Efecto Doppler: Desplazamiento de la luz (y de todas las formas de radiación electromagnética) por efecto de la velocidad de alejamiento o acercamiento de la fuente con respecto al observador. Si la fuente –en este caso, un astro- se aleja del observador, la luz se “corre” hacia el rojo, en el caso contrario, hacia el azul.

Efemérides: Lista de fenómenos astronómicos varios a lo largo de un mes o un año (generalmente, observables a simple vista o con pequeños instrumentos): posiciones de los planetas, fases lunares, conjunciones planetarias, oposiciones, eclipses, ocultaciones, etc.

Electra: Estrella del cúmulo estelar de las Pléyades.

Electromagnetismo: Fenómeno eléctrico y magnético que incluye a la radiación electromagnética. Toda carga en reposo genera un campo eléctrico, mientras que una carga en movimiento un campo magnético.

Electrón: Partícula subatómica de carga eléctrica negativa y masa muy pequeña. En general, los electrones se encuentran orbitando al núcleo atómico.

Elementos ligeros y pesados: Término que, astronómicamente, suele aludir a los dos elementos más livianos: el hidrógeno y el helio. También se alude a ambos como elementos “no metálicos” a diferencia de los “metálicos”, que son aquellos generados por fusión termonuclear del hidrógeno y el helio en el corazón de las estrellas. La cantidad de elementos pesados de una estrella es una señal de su edad.

Elevación: Es el ángulo comprendido entre el horizonte y la posición del astro medido sobre la vertical. Se designa como h, y se define como positivo por encima del horizonte, y negativo por debajo. Su valor varía de -90° (en el Polo Sur celeste) a +90° (en el Polo Norte celeste). Junto con el acimut define la posición celeste de un objeto astronómico en coordenadas horizontales.

Elnath: Estrella Beta (b) de la constelación de Tauro.

Eltanin: Estrella Gamma (g) de la constelación de Draco.

Enana Blanca: Objeto relativamente pequeño y muy denso que resulta del colapso de una estrella de tipo solar hacia el final de su vida, cuando ya ha agotado todo su combustible nuclear. Las enanas blancas son “cadáveres estelares” que tienen temperaturas de unos 200.000°K, densidades del orden de 500 kilos/cm3, y su corteza es un mar de electrones altamente comprimidos que evitan su colapso. Por su temperatura, las enanas blancas emiten especialmente en el rango de luz ultravioleta, pero por su tamaño (similar a la Tierra), son difíciles de observar. Alrededor de ellas, suelen observarse una nebulosa planetaria, es decir, los restos gaseosos sobrantes de la estrella original.

Enana Marrón: Objeto gaseoso cuya masa no alcanza para desencadenar la fusión del hidrógeno en helio. Aun así, las enanas marrones –cuya existencia fue comprobada en 1995- son mucho más masivas que el planeta Júpiter, y sus temperaturas pueden alcanzar los 1000°K, lo que las hace visibles en el rango del infrarrojo.

Enana negra: Estado evolutivo de las estrellas posterior al de “enana blanca”. Una enana negra es una estrella muerta, que se ha enfriado y prácticamente no emite luz.

Enif: Estrella Épsilon (e) de la constelación de Pegaso.

Equilibrio (estelar): Se dice que un sistema está en equilibrio cuando su estado no evoluciona más en el tiempo. Es decir, cuando las variables físicas que caracterizan ese estado se mantienen invariables. En astronomía las estrellas que evolucionan muy lentamente pueden considerarse sistemas en equilibrio.

Equilibrio (hidrodinámico): Estado de estabilidad de una estrella que se da cuando todas las fuerzas internas están en un balance. Estas fuerzas internas son principalmente la presión de la radiación originada en las reacciones de fusión termonuclear (que tienden a hacer explotar la estrella), y la gravitación, que tiende a comprimir la estrella sobre sí misma.

Equinoccios: Los dos puntos de la esfera celeste que son la intersección de la eclíptica con el ecuador celeste. El equinoccio vernal es el punto que atraviesa el Sol el 21 de marzo, y que marca su paso del Hemisferio Sur al Hemisferio Norte celestes, y el comienzo del otoño para nosotros (y de la primavera para los habitantes del Hemisferio Norte). Este punto es la referencia en el sistema de coordenadas ecuatoriales, y se conoce como Punto vernal o Punto Aries. El otro equinoccio es el llamado Punto Libra –opuesto al anterior- por donde el Sol pasa el 23 de septiembre, cambiando de hemisferio celeste, y a la vez dando inicio formal a la primavera en nuestro hemisferio (y al otoño para los habitantes del Hemisferio Norte). En ambas fechas, y dada su posición, el Sol sale exactamente por el Este y se pone por el Oeste. Y la duración del día y la noche es la misma para cualquier observador, salvo en los polos (donde comienza la noche o el día, según el caso).

Errai: Estrella Gamma (g) de la constelación de Cefeo.

Esfera Celeste: Esfera imaginaria centrada en el observador, y donde se proyectan todos los astros. A causa de la rotación terrestre (que va de Oeste a Este), la esfera celeste y los astros se desplazan desde el horizonte Este, hasta el horizonte Oeste. La Tierra ocupa el centro de esta esfera aparente, cuyos principales círculos de referencia son la eclíptica, el ecuador celeste, y el horizonte.

Espacio–Tiempo: Concepto derivado de la Teoría de la Relatividad de Albert Einstein (1879-1955), que refiere a la idea de que el espacio y el tiempo no existen en forma separada y absoluta, sino que están relacionados, formando un marco de referencia para los sucesos. Es un “entretejido” de cuatro dimensiones, tres espaciales y una temporal.

Espectro electromagnético: Es el conjunto de todas las ondas electromagnéticas, y abarca una amplísima variedad de frecuencias y longitudes de onda. Van desde los rayos gamma, las de menor longitud de onda (y mayor frecuencia), pasando por los rayos X, la luz ultravioleta, la luz visible, los rayos infrarrojos, hasta las ondas de radio, que son las de mayor longitud de onda (y menor frecuencia).
El término también alude a la franja de colores en los que se “desarma” un haz de luz. El estudio del espectro de un astro permite averiguar, por ejemplo, su temperatura y los elementos químicos que la forman. Según sus características, los espectros pueden ser continuos (bandas de colores continuos), producidos por un material incandescente; espectros de absorción (espectros continuos atravesados por líneas oscuras, producidas cuando la radiación emitida por el material caliente atraviesa un gas frío que, según su naturaleza, absorberá ciertas longitudes de onda); y espectros de emisión (formado por líneas brillantes sobre fondo negro producidas por gas caliente a baja presión).

Espectro visible: Conjunto de colores (longitudes de onda), que forman la luz blanca: violeta, azul, cian, verde, amarillo, naranja y rojo. El espectro visible se hace patente en el fenómeno del “arco iris”.

Espectroscopia: Estudio de los astros a partir del análisis de su espectro. Permite obtener información sobre la composición química, la temperatura, densidad, velocidad de rotación, velocidad de acercamiento o alejamiento, etc.

Espectrógrafo: Dispositivo utilizado para analizar el espectro luminoso de un astro. Generalmente se acoplan a telescopios.

Este y Oeste: Puntos cardinales de corte de los planos del horizonte y del Ecuador que coinciden exactamente con la salida y puesta del Sol en los equinoccios (21 de marzo y 23 de septiembre). Se puede hablar también de Este/Oeste terrestre (aquellos que están sobre el horizonte terrestre) y celeste (su proyección sobre la bóveda celeste).

Estrella: Inmensa esfera de gas incandescente cuyas presiones y temperaturas internas le permite producir luz propia. Las estrellas están compuestas principalmente por hidrógeno y helio, y su energía procede de la fusión termonuclear que se produce en sus núcleos. Nacen a partir del colapso gravitatorio de masas de gas interestelar. Sus masas oscilan entre 0,08 y 150 masas solares, sus diámetros son del orden de cientos de miles o millones de kilómetros, y sus temperaturas externas van de 2.500°K a 40.000°K.

Estrellas azules: Estrellas muy masivas, de alta luminosidad y temperatura (20.000 a 40.000° K). Liberan hacia el espacio mucha energía y emiten intensamente en la zona ultravioleta del espectro electro magnético. Su elevado brillo y temperaturas tiene un costo: vidas cortas, de “apenas” 10 a 20 millones de años. Una típica estrella azul es Rigel, en la constelación de Orión.

Estrellas amarillas: Estrellas moderadas en cuanto a luminosidad, temperatura, masa y brillo. Son menos luminosas y calientes que las estrellas azules, pero más que las rojas. Su tamaño también es un paso intermedio entre ambas clases. Las estrellas amarillas viven unos 12 mil millones de años (mucho más que las azules, y menos que las rojas). Dentro de esta familia se encuentra el Sol, con una temperatura de 6000° K, una estrella que emite intensamente en la luz visible, y muy especialmente en la zona del amarillo del espectro.

Estrellas rojas: Estrellas de muy baja luminosidad y temperatura (2500°K), de poca masa y reducido tamaño en comparación con las demás estrellas. A pesar de ser pequeñas, frías y poco luminosas debido a su poca masa que contienen pueden vivir miles de millones de años. La estrella más cercana al Sistema Solar, Próxima Centauri, pertenece a esta familia de estrellas.

Estrella de Barnard: Estrella enana roja y baja luminosidad de la constelación de Ofiuco, descubierta por el astrónomo americano Edward Emerson Barnard (1857-1923). Es la segunda estrella más cercana al Sistema Solar, a sólo 5,96 años luz. Pero no se ve a simple vista debido a su poco brillo. La “Estrella de Barnard” es famosa especialmente por poseer el mayor movimiento propio aparente en el cielo: 10.3 segundos de arco por año.

Estrella de Neutrones: Estrellas de densidad elevadísima (unos 100 millones de toneladas / cm3), cuya materia es un gas degenerado de electrones y de un gas degenerado de neutrones. La energía de origen no térmico - ligada a los procesos cuya explicación se encuentran en la Mecánica Cuántica, y que se manifiesta a grandes densidades- equilibra la energía gravitacional, y permite la estabilidad del objeto.

Estrellas de Población I y II: Clasificación de las estrellas realizada por el astrónomo alemán Walter Baade (1893-1960), en 1944. Las estrellas del tipo I son ricas en metales y se encuentran especialmente en los brazos de las galaxias espirales. Las estrellas del tipo II son estrellas viejas, pobres en metales, muy comunes en galaxias elípticas, cúmulos globulares, pero raras en los brazos espirales.

Estrella de la Secuencia Principal: Estrellas que están en la primera y más larga etapa de su vida, durante la que realizan la fusión del hidrógeno en helio en sus núcleos, el proceso a partir del cual obtienen su energía. Nuestra estrella, el Sol, está en esa etapa.

Estrella Doble o binaria: Sistema formado dos estrellas que giran en torno a un centro de masa común, debido a su mutua atracción gravitatoria, siguiendo las leyes de Kepler. La integrante más brillante del sistema se denomina “primaria” y la otra “secundaria”. Las estrellas dobles son muy comunes, aproximadamente el 50% del total.

Estrellas dobles ópticas: Son pares de estrellas que no están físicamente relacionadas, sino que sólo coinciden en una misma línea visual desde la Tierra, aparentando estar juntas en el cielo.

Estrella Polar: Famosa estrella boreal, de magnitud visual 2, que se ubica a menos de un grado del Polo Celeste norte. Es una variable cefeidas, y está a 600 años luz del Sol.

Estrellas variables: Son aquellas que cambian de luminosidad a lo largo del tiempo, debido a su expansión y contracción cíclicas, o bien a “eclipses” de una con otra en un sistema doble. Hay varias clases de estrellas variables: 
1) Eruptivas: estrellas que presentan incrementos abruptos de luminosidad. 
2) Cataclísmicas: estrellas dobles, donde una enana blanca muy cercana a su compañera le “roba” material –por su fuerte atracción gravitatoria- formando un disco de acreción a su alrededor y estallidos de energía, dando como resultados variaciones de brillo. 
3) Cefeidas: variables con períodos de tiempo fijos, de entre 1 y 50 días, debido a sus regulares expansiones y contracciones. Su característica sobresaliente es la relación período-luminosidad (mayor duración, mayor magnitud absoluta), que las convierte en excelentes herramientas para medir distancias intergalácticas. Dentro de las Cefeidas, están las RR Lyrae, cuyos períodos son extremadamente cortos (1 día o menos). 
4) Eclipsantes: en un sistema doble, una de ellas eclipsa a la otra en forma regular, dando lugar a las variaciones regulares del brillo total del sistema. 
5) De Período Largo: aquellas con períodos de 100 a 300 días o incluso más. 
6) Irregulares: son las estrellas con variaciones de luminosidad de períodos irregulares.

Estructura estelar: Constitución interna de las estrellas, definida por su temperatura, presión, densidad, composición química, flujo energético y movimiento de energía del núcleo a la superficie. Las zonas principales son la capa externa visible, “atmósfera”; y la zona interna, “núcleo”, que es la que contiene la mayor parte de la masa, pero no puede ser observada directamente. Las estrellas de la “secuencia principal” presentan patrones similares de densidad, temperatura y presión, con un núcleo muy caliente y denso donde ocurre la fusión termonuclear del hidrógeno en helio. En estrellas de masa mayor que el doble de la del Sol, las corrientes de convección en el núcleo amplían esta zona y la desdibujan.

Evolución estelar: Son las etapas de la vida de las estrellas. Y sus características y duración están condicionadas por la masa inicial de cada una. Aquellas estrellas más chicas que el Sol, y con hasta 6 masas solares, viven miles de millones de años. Pasan por la secuencia principal –que representa la mayor parte de sus vidas- y luego se convierten en “gigantes rojas”, luego pierden sus capas externas, dando lugar a una “nebulosa planetaria”. En el centro queda un objeto muy pequeño, caliente y compacto llamado “enana blanca”. Las estrellas con más de 6 ó 7 masas solares viven mucho menos, apenas unos 10 o 20 millones de años. Y luego de la “secuencia principal”, se convierten en “supergigantes rojas”, para luego pasar por varias rápidas etapas sucesivas de fusión de distintos elementos, y finalmente estallar como “supernova”, liberando al espacio inmensas cantidades de energía y materia. En lugar de una enana blanca, el resultado final de la vida de una estrella muy masiva será una “estrella de neutrones” (cuando la masa final del núcleo es de hasta 2,5 masas solares) o bien, un “agujero negro” (cuando la masa final del núcleo supera 2,5 masas solares).

Excentricidad: Relación entre la distancia de los dos focos de una elipse y la longitud de su semieje mayor. La excentricidad de un círculo 0, y por encima de este valor se habla de una elipse. La órbita terrestre, por ejemplo, tiene una excentricidad bastante baja, 0,017, mientras que la de Plutón, es mucho más marcada: 0,25.

Exobiología: Estudio de las condiciones favorables para la aparición y desarrollo de la vida en otros lugares del universo. Hoy en día, aún no existen pruebas convincentes de la existencia de vida fuera de la Tierra.

Exoplanetas: Planetas pertenecientes a otras estrellas. Son más conocidos como “planetas extrasolares”.

Exósfera: Región esférica en torno a una estrella en el cual en esa zona se pueda dar las condiciones favorables para el surgimiento de la vida de acuerdo a la luminosidad irradiada por la estrella. En el caso del Sistema Solar esta franja se encuentra entre las orbitas de Venus y Marte donde la Tierra se encuentra en la zona intermedia.

Expansión (del Universo): A fines de la década de 1920, el astrónomo americano Edwin Hubble (1889-1953) descubrió que todas las galaxias lejanas se alejan de nosotros, y entre sí. E interpretó este resultado como una evidencia de la expansión del universo, sentando las bases observacionales para la “Teoría del Big Bang”. Fue uno de los descubrimientos más importantes de la historia de la ciencia.

Extinción (interestelar y atmosférica): Disminución de la luminosidad de las estrellas debido a la presencia de polvo y gas en el medio interestelar, que absorben buena parte de la luz visible, excepto el rojo (que tiene una longitud de onda suficientemente larga como para pasar de largo entre los corpúsculos de polvo). La expresión también se refiere a la reducción del brillo de un astro en el cielo debido a la absorción y dispersión provocada por la atmósfera terrestre. La “extinción” es mucho más intensa cerca del horizonte (por eso una estrella brilla menos y titila más cuando está a poco altura sobre el horizonte que cuando aparece a mayor altura) y afecta más a las longitudes de onda cortas que a las largas (por eso los astros se ven más rojizos cerca del horizonte que en el cenit).


Extra galáctico: Término que refiere a todo lo que se ubica fuera de nuestra galaxia.


No hay comentarios: