domingo, 24 de julio de 2016


Polvo de estrellas

http://www.abc.com.py/edicion-impresa/ciencia-y-tecnologia/polvo-de-estrellas-1499005.html

La nomenclatura astronómica, desde la Antigüedad hasta nuestros días, ha recurrido a seres mitológicos y a héroes legendarios para las designaciones de los nuevos objetos celestes. Hoy los terrícolas seguimos escribiendo nuestra historia en los cielos.


En diciembre el nombre de la estrella Mu Arae cambió a Cervantes –con Quijote, Sancho, Dulcinea y Rocinante como planetas– y el de Edasich b –también llamada Iota Draconis b– a Hipatia, como resultado del concurso NameExo Worlds, que la Unión Astronómica Internacional convocó para bautizar diecinueve exomundos formados por catorce estrellas y treinta y un exoplanetas. Los nombres fueron propuestos por agrupaciones astronómicas de todo el mundo y votados a través de una página web por todas las personas interesadas. Los nombres de Cervantes e Hipatia los postularon, respectivamente, el Planetario de Pamplona y la Sociedad Española de Astronomía, y la Facultad de Ciencias Físicas de la Universidad Complutense de Madrid.

Entre los otros nombres adoptados están el de la estrella Copernicus y sus planetas Brahe y Galileo, y el del planeta Poltergeist, que no alude a la película de 1982 ni a la remake del 2015 sino al fenómeno sobrenatural. Poltergeist (¡brrr!) orbita alrededor de la estrella Lich, así llamada, a su vez, por el macabro ser mitológico cuya descarnada silueta recordarán muchos cinéfilos y gamers porque suele cruzar con cierta frecuencia películas y videojuegos como Warcraft.

El 10 de enero se dijo que David Bowie ya tenía su constelación, pero en realidad no es una constelación, sino un asterismo; una constelación forma, vista desde la Tierra, una figura constante, y la figura que forma el asterismo Bowie –el rayo pintado en su rostro en la tapa del álbum de 1973 Aladdin Sane– es un grupo de estrellas –siete: Sigma Librae, Spica, Alpha Virginis, Zeta Centauri, SAA 204 132 y Beta Sigma Octantis Trianguli Australia– del entorno de Marte elegidas ocasionalmente como parte del homenaje Stardust for Bowie, por el que los amantes de la música de Bowie pueden añadir, con Google Sky, sus canciones favoritas del Duque Blanco a la versión virtual de este asterismo ficticio. No es un nombramiento oficial, por otra parte, sino un tributo popular.

Sí es oficial, en cambio, el nombre que el astrónomo alemán Félix Hormuth, del Max Planck Institut für Astronomie, le dio, el 21 de diciembre del 2008, al asteroide descubierto por él: el 342843 Davidbowie.

No hay comentarios: